martes, 27 de marzo de 2012

El anciano acusado de matar a su mujer impedida dice ahora que fue ella la que se apuñaló

La Fiscalía solicita 18 años de cárcel por delito de asesinato y 200.000 euros de indemnización

El anciano acusado de matar a su mujer impedida y enferma de Párkinson, de 81 años, ha cambiado su versión de los hechos y ha declarado ante el jurado popular que le juzga que fue ella la que se apuñaló y que él luego intentó suicidarse haciéndose unos cortes en la muñeca. El acusado, que ahora tiene 87 años, manifestó en el momento de su detención que mató a su mujer y que luego intentó suicidarse para evitar el sufrimiento que le suponía su enfermedad. La Fiscalía solicita 18 años de cárcel por delito de asesinato y 200.000 euros de indemnización.
 
Los hechos tuvieron lugar en octubre de 2010 en la vivienda del matrimonio, en la zona de la carretera de Cádiz de la capital. Según la fiscal de Violencia sobre la Mujer de la Fiscalía de Málaga, Flor de Torres, el acusado estuvo “programando” la muerte de su esposa, "elaborando en su mente la materialización de tal idea". Para llevar a cabo este plan se prevalió del conocimiento de incapacidad absoluta de la mujer que padecía Párkinson en estado muy avanzado, y demencia senil. Era una persona dependiente con precisaba de ayuda domiciliaria.
 
El anciano, según la Fiscalía, no quería ir a una residencia y desde años atrás se lo expresó a sus familiares y a las cuidadoras, a los que también dijo expresiones como "un día la mato y yo me tiro por el balcón". No obstante, se le otorgó una plaza en una residencia, con fecha de ingreso para el matrimonio en octubre de 2010.
 
Una semana antes de la fecha de ingreso en el centro, el procesado dispuso lo necesario para quedarse solo en el domicilio, encargando a las dos cuidadoras que se fueran a hacer distintas gestiones. Según la acusación pública, el hombre cogió un cuchillo de cocina muy afilado y se fue al dormitorio de la mujer, que no podía moverse.
 
Tras decirle que "habían sido muy felices" y que no tenía sentido seguir, el acusado le ocasionó dos incisiones punzantes que afectaron a órganos vitales y le causaron la muerte a la mujer, que en ningún caso, según el Ministerio Fiscal, pudo planear la defensa de su vida por imposibilidad física y psíquica.
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario